Mi paraíso personal

Con esta visualización podrás crear un refugio al que podrás acudir cuando quieras. Recréate en todos los detalles e intenta fijarlos para recrear tu paraíso en futuras ocasiones.

  1. Adopta una postura cómoda, cierra los ojos y haz un repaso de todo tu cuerpo para asegurarte de que todos tus músculos están sin tensiones.
  2. Retírate mentalmente a una playa desierta de arena dorada, aguas cristalinas y vegetación abundante. Utiliza todos tus sentidos para explorar ese lugar. Siente el calor del sol acariciando tu piel, el tacto suave de la arena, el frescor de la brisa en la cara, el sonido del mar, los colores azul, verde, amarillo, rosa, rojo, naranja, de lo que tienes alrededor, el aroma de las flores, el canto de las aves…Disfruta de la escena hasta que te sientas calmado.
  3. Cuando te sientas preparado para regresar,  respira dos o tres veces profundamente, haz pequeños movimientos con las manos y los pies y estiramientos suaves. Abre los ojos y mantén la sensación de calma que la visualización ha dejado en ti.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s