Aforismos de Gurdjieff y Mandamientos de Jodorowsky

George Ivánovich Gurdjíeff, nacido en Alexandropol, Armenia, en la segunda mitad del S XIX, de padre griego y madre armenia  y fallecido en Francia en octubre de 1949, fue un maestro místico, filósofo, escritor y compositor, quien se autodenominaba “un simple Maestro de Danzas”.

untitledYa desde niño hablaba varias lenguas y se interesaba por diversos fenómenos que la ciencia no explicaba. Gurdjieff tenía la convicción de que en la antigüedad había existido un conocimiento real y completo que debió ser transmitido oralmente a través de generaciones. Durante casi veinte años se dedicó a buscar ese conocimiento, lo que le condujo a participar en expediciones a través del Medio Oriente y el Asia Central. Fue así como entró en contacto con un corpus de conocimiento que se centraban en el desarrollo del alma y el contacto con la divinidad. Comprendió que “a menos que la Sabiduría de Oriente y la energía de occidente se unieran de forma armoniosa, el mundo como lo conocemos sería destruido”.

A inicios del siglo XX llegó a Rusia para comenzar una nueva etapa que lo llevó por diversos países europeos hasta que se estableció definitivamente en Francia donde fundó el “Instituto para el Desarrollo Armónico del Hombre.” dedicado a transmitir su saber al mundo occidental.

Pronto adquirió fama de persona misteriosa y carismática, con un agudo sentido crítico, y una elevada cultura tradicional. Acaparó la atención de muchos, haciendo de guía hacia una posible evolución espiritual y humanitaria.

Gurdjieff legó al mundo su obra constituida por un ballet, 300 piezas para piano y alrededor de 100 danzas sagradas o “movimientos”. Y un sólido corpus de ideas acerca de la existencia y evolución consciente del hombre y el universo, plasmadas en varios escritos como Relatos de Belcebú a su nieto, Encuentros con hombres notables, La vida es real sólo cuando soy yo, Perspectivas desde el mundo real o El cuarto camino.

Aquí os presento alguno de sus Aforismos:

  • El más alto logro para el hombre es el ser capaz de hacer.Recuérdese  a sí mismo, siempre y en todas partes.
  • Recuerde que usted ha venido aquí habiendo ya comprendido la necesidad de lucha contra sí mismo: únicamente contra sí mismo. Por lo tanto, agradezca a quienquiera le dé la oportunidad.
  • Entérese de que esta casa es de valor sólo para aquellos que han reconocido que no son nada, y creen que es posible cambiar. Aquí sólo podemos guiar y crear condiciones pero no ayudar.Recuerda que aquí el trabajo no se hace por el trabajo mismo, sino como un medio. Que te guste lo que no gusta.
  • Si ya sabes qué es erróneo y lo haces, cometes un pecado que es difícil de redimir.
  • El mejor medio para ser feliz en esta vida es la capacidad de considerar externamente siempre, interiormente nunca.
  • Un verdadero signo del hombre bueno es que ama a su padre y a su madre.
  • Juzgue a los otros como a sí mismo y rara vez se equivocará.
  • Ayude sólo al que no es ocioso.
  • Respete todas las religiones.
  • Yo amo a quien ama trabajar.
  • No juzgue a un hombre por lo que cuentan otros.
  • Tenga en cuenta lo que la gente piensa de usted y no lo que dice.
  • Tome la comprensión del Oriente y el conocimiento del Occidente, luego busque.
  • Sólo quien puede cuidar lo ajeno puede poseer lo propio.
  • Sólo tiene sentido el sufrimiento consciente.
  • Es mejor ser temporalmente un egoísta que nunca ser justo.
  • Primero practique el amar a los animales, son más sensibles.
  • Al enseñar a otros, usted mismo aprenderá.
  • Sólo puede ser justo quien es capaz de ponerse en el lugar de otros.
  • Si por naturaleza no tiene usted una mente crítica, su presencia aquí es inútil.
  • Quien se haya liberado de la enfermedad del “mañana” tiene la posibilidad de obtener lo que aquí vino a buscar.
  • Feliz el que tiene una alma, feliz quien no la tiene, pero dolor y pena para el que sólo la tiene en embrión,
  • El descanso no depende de la cantidad sino de la calidad del sueño.
  • La energía gastada en un trabajo interior activo se transforma al instante en una nueva reserva; la gastada en trabajo pasivo se pierde para siempre.
  • Uno de los mejores medios para despertar el deseo de trabajar sobre sí mismo es el darse cuenta que usted puede morir en cualquier momento.
  • La fe consciente es libertad. La fe emocional es esclavitud. La fe mecánica es estupidez.
  • La esperanza cuando audaz, es fuerza. La esperanza con duda, es cobardía. La esperanza con miedo, es debilidad.
  • Al hombre le es dado un número definido de experiencias; al economizarlas, prolonga su vida.
  • Aquí no hay rusos ni ingleses, judíos ni cristianos; no hay sino personas que persiguen una misma meta: devenir capaces de ser.
  • Ninguna energía se pierde jamás en el esquema cósmico.

 

Los Mandamientos de Jodorowsky

jodorowsky

No menos interesantes son algunos pensamientos que, aunque atribuidos a Gurdjieff,  son en realidad obra de Alejandro Jodorowsky,  mimo, actor, director teatral, fabulador, dibujante, cineasta, historietista, narrador, ensayista, filósofo, psicomago, etc. En su obra es notoria la influencia de Gurdjieff, así, en su novela “El Maestro y la magas”, el autor plantea que Gurdjieff le dejó estos mandamientos a su hija Reyna D¨Assia y que ésta se los reveló al propio Jodorowsky en uno de sus encuentros:

 

  • Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces.
  • Termina siempre lo que comenzaste.
  • Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.
  • No te encadenes a nada que a la larga te destruya.
  • Desarrolla tu generosidad sin testigos.
  • Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano.
  • Ordena lo que has desordenado.
  • Aprende a recibir, agradece cada don.
  • Cesa de autodefinirte.
  • No mientas ni robes, si lo haces te mientes y te robas a ti mismo.
  • Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.
  • No busques ser imitado.
  • Haz planes de trabajo y cúmplelos.
  • No ocupes demasiado espacio.
  • No hagas ruidos ni gestos innecesarios.
  • Si no la tienes, imita la fe.
  • No te dejes impresionar por personalidades fuertes.
  • No te apropies de nada ni de nadie.
  • Reparte equitativamente.
  • No seduzcas.
  • Come y duerme lo estrictamente necesario.
  • No hables de tus problemas personales.
  • No emitas juicios ni crí­ticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.
  • No establezcas amistades inútiles.
  • No sigas modas.
  • No te vendas.
  • Respeta los contratos que has firmado.
  • Sé puntual.
  • No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.
  • Habla sólo lo necesario.
  • No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.
  • Nunca amenaces.
  • Realiza tus promesas.
  • En una discusión ponte en el lugar del otro.
  • Admite que alguien te supere.
  • No elimines, sino transforma.
  • Vence tus miedos, cada uno de ellos es un deseo que se camufla.
  • Ayuda al otro a ayudarse a si­ mismo.
  • Vence tus antipatí­as y acércate a las personas que deseas rechazar.
  • No actúes por reacción a lo que digan bueno o malo de ti.
  • Transforma tu orgullo en dignidad.
  • Transforma tu cólera en creatividad.
  • Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.
  • Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro.
  • Transforma tu odio en caridad.
  • No te alabes ni te insultes.
  • Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera.
  • No te quejes.
  • Desarrolla tu imaginación.
  • No des órdenes sólo por el placer de ser obedecido.
  • Paga los servicios que te dan.
  • No hagas propaganda de tus obras o ideas.
  • No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, admiración, simpatí­a, complicidad.
  • No trates de distinguirte por tu apariencia.
  • Nunca contradigas, sólo calla.
  • No contraigas deudas, adquiere y paga en seguida.
  • Si ofendes a alguien, pídele perdón. Si lo has ofendido públicamente, excúsate en público.
  • Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos.
  • No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho de que fuiste tú quien las enunció.
  • No conserves objetos inútiles.
  • No te adornes con ideas ajenas.
  • No te fotografíes junto a personajes famosos.
  • No rindas cuentas a nadie, sé tu propio juez.
  • Nunca te definas por lo que posees.
  • Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.
  • Acepta que nada es tuyo.
  • Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien, di sólo sus cualidades.
  • Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal considéralo tu maestro.
  • No mires con disimulo, mira fijamente.
  • No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado que les impida invadir toda tu vida.
  • En el lugar en que habites consagra siempre un sitio a lo sagrado.
  • Cuando realices un servicio no resaltes tus esfuerzos.
  • Si decides trabajar para los otros, hazlo con placer.
  • Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz.
  • No trates de ser todo para tu pareja; admite que busque en otros lo que tú no puedes darle.
  • Cuando alguien tenga su público, no acudas para contradecirlo y robarle la audiencia.
  • Vive de un dinero ganado por ti mismo.
  • No te jactes de aventuras amorosas.
  • No te vanaglories de tus debilidades.
  • Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.
  • Obtén para repartir.
  • Si estás meditando y llega un diablo, pon ese diablo a meditar.

Si estás interesado en leer esta interesante obra, en este link puedes descargártela: PDF EL MAESTRO y LAS MAGAS – yimg.com

 

Anuncios

2 Respuestas a “Aforismos de Gurdjieff y Mandamientos de Jodorowsky

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s