La búsqueda de la iluminación de Jodorowsky

Alejandro Jodorowsky nace en Chile en 1929. Hombre polifacético que ya  desde temprana edad publica sus primeros poemas. A los 16 años se dedicó a las marionetas, a los 17 debutó como actor, a los 18 creó un grupo dedicado a la pantomima. En 1953 viaja a París y se integra en la compañía de Marcel Marceau. Visita México y decide quedarse en este país, dedicándose a la dirección teatral. Años más tarde pasa al cine, realizando películas como El Topo, La montaña sagrada, Santa Sangre o la Danza de la Realidad. En la década de los noventa, instalado en París, escribe varias series de cómic de ciencia-ficción con elementos esotéricos. Es también reconocido como uno de los más importantes especialistas en el Tarot. A ello se suma su trabajo terapéutico basado primordialmente en tres técnicas de su invención: la psicomagia, la psicogenealogía y el masaje iniciático. Su primera exploración con la novela surgió en Francia: Enquetè sur un chemin de terre (1981), traducida como Las ansias carnívoras de la nada. A esta novela le siguen otras como El Loro de siete lenguas, Donde mejor canta un pájaro, El niño del jueves negro, Psicomagia o Fábulas pánicas.

jodoEn esta ocasión quiero hablaros de una de sus obras: El maestro y las magas. En este texto, Jodorowski completa su “autobiografía imaginaria”, género literario creado por él en La danza de la realidad. El maestro es Ejo Takata, un monje budista que, por azares del karma, se encuentra en Méjico y con el que ahondará en los Koan. Las magas son un grupo de notables mujeres que Jodorowsky también encuentra en Méjico y quienes, a través de varias vías, le revelan experiencias desconocidas e iniciáticas: Leonora Carrington pintora surrealista, La Tigresa, temperamental actriz, Doña Magdalena, prodigiosa masajista y su amante metafísica Reyna D’Assia, la hija de Gurdjieff. A través de su experiencia con todos estos personajes y algunos más, Jodorowski tratará de encontrar la “Iluminación”.

Se trata de un libro cautivador y esclarecedor pero como todo texto de este tipo, solo lo será en el preciso instante en que estés disponible para él, ni un minuto antes ni un minuto después.

A continuación os presento algunos fragmentos que me parecieron especialmente reveladores:

  • Mi erudición ocultaba una ausencia de auténtico saber.
  • Conocer una respuesta no es poseerla.
  • No te preocupes de los defectos del maestro. Si eres sabio, sabrás extraer lo que hay de bueno en él. Cuando tienes que atravesar un río, aunque la barca esté pintada de un feo color, agradeces que te lleve hasta la otra orilla.
  • Si con las palabras vences a las palabras, al final te encuentras en un campo de batalla llena de cadáveres.
  • ¡Intelectual, aprende a morir! La iluminación no es una cosa. No es una meta ni un concepto. No es algo que se obtiene. Es una metamorfosis… Si el gusano pensara que la mariposa a la que da origen son alas y antenas que le crecen a él, no habría mariposa. El gusano tiene que aceptar desaparecer, transformándose.
  • ¿Por qué temer a las enfermedades? Son nuestras aliadas. Los males corporales, al revelamos problemas que no osamos enfrentar, curan las enfermedades de la mente. ¿Miedo a perder la identidad? La suma de todas las identidades es nuestra identidad. ¿Miedo a ser abandonados? Si estamos con nosotros mismos, estamos acompañados. ¿Miedo a no ser amados? Libertad es amar sin pedir que nos amen. ¿A estar encerrados? El universo es nuestro cuerpo. Lo contenemos todo. ¿Miedo al otro? Es nuestro espejo. ¿Miedo a perder un combate? Perder un combate no es perderse a sí mismo. ¿Miedo a la humillación? Si vencemos nuestro orgullo, nadie nos puede humillar. ¿Miedo a la noche? La noche siempre está unida al día. ¿Miedo a ser estériles? El alma es nuestra hija suprema.
  • El maestro zen, ha meditado casi toda su vida, ha reducido sus necesidades, ha apaciguado sus pasiones, ha llenado su corazón de paz, se ha desidentificado de sus pensamientos, sabe que las palabras no son aquello que designan, no tiene una mente personal, en él se manifiesta el espíritu universal, sin poseer nada sabe ser responsable y por lo tanto servidor.
  • La vida no tiene ni significado ni no-significado, ¡hay que vivirla!.
  • La perfección para los humanos es imposible, la excelencia si. Haz tu tarea lo mejor que puedas, aceptando los inevitables errores.
  • La perfección implica imperfección.
  • Lo que te sea dado será también para los otros. Si lo guardas, lo pierdes. Si lo das, por fín lograrás tenerlo.
  • La llave que abre todas las puertas es la humildad.
  • Es importante que el mundo esté en paz.
  • Encontrarse a sí mismo es darse en cuerpo y alma al mundo. Es decir, ser parte del mundo, dejar que las cosas fluyan naturalmente, sin vanos esfuerzos, con entrega confiada al presente.
  • El miedo es inútil.
  • La verdad nunca se obtiene de nadie. Uno la lleva siempre consigo.
  • Estoy vivo por un tiempo infinitesilmalmente pequeño comparado con la eternidad del cosmos. Esa vida es un privilegio, un regalo, un milagro.
  • Las medicinas curan enfermedades. La tierra entera es una medicina. ¿Cuál medicina es tu verdadero ser?.
  • El mundo es la vida y mi ser esencial. Mientras no desintegre la frontera, soy un muerto.
  • Sigo siendo un niño. No me he convertido en adulto porque para poder hacerlo era necesario que me vieras tal cual soy.
  • Tu intelecto es como un caballo salvaje, nunca lo has domado, hace lo que quiere, se te impone, te dirije, actúa guiado por las ideas locas que los ancestros le han implantado desde la cuna. En vez de ser esclavo de sus deseos, tienes que enseñarle a obedecer.
  • Imaginas que llegar a la iluminación es como obtener una moneda de oro, un objeto precioso que puedes lucir como un aura alrededor de tu cabeza. ¡Ridículo! Sólo cuando tus ideas estancadas se tornan fluidas, obtienes la primera explosión de consciencia que, por supuesto, crees que es para siempre. Pero te equivocas. Lo único permanente en esta dimensión de la realidad es la impermanencia
  • A veces somos el discípulo, a veces somos el maestro. Nada está fijo.
  • La vida es pura felicidad. El nacimiento, la enfermedad, la vejez y la muerte son cuatro regalos tan maravillosos como el ciclo de las estaciones. Nunca puedes estar separado de aquellos a los que amas, viven en tu ser para siempre. Tener que estar con aquellos que no amas es imposible porque has dejado de detestar. Como la del sol, tu luz es para todos, amas incluso lo que parece odioso. No poder satisfacer los deseos no es sufrimiento, porque lo que importa es el prodigio de tener deseos. Los satisfagas o no, te otorgan el sentimiento de estar vivo. La causa de los sufrimientos es el apego a los deseos, a las cosas, porque el apego a los deseos y a las cosas, cuando no es posesivo, es sublime bondad.
  • La boca está debajo de los ojos, los pájaros vuelan en el cielo, los peces nadan en el agua, todo ocupa su sitio naturalmente, sin esfuerzo, con felicidad. El ave bajo el agua se ahoga, tanto como el pez en el cielo. La felicidad es ser nosotros mismos en el medio que nos corresponde.

Y para finalizar os dejo con un extracto de una de las conversaciones que Jodorwsky mantiene con la hija de Gurdjieff.

-Dime, ¿cuál es tu finalidad en la vida? ¿Ser feliz? ¿Ser famoso? ¿Ser rico? ¿Ser amado? ¿Morir viejo?

-Si te soy sincero, todo eso.

-Bien poco es lo que quieres… No te tienes que contentar con esperanzas modestas, debes elevarte al pensamiento donde todos los seres vivientes necesitan ser liberados. Lo primero que debes proponerte es ver aquello que llamamos Dios, frente a frente, sin morir y sin miedo. Libre de aflicciones, con el inconsciente y el supraconsciente convertidos en aliados, ser tu propio curandero y ser también capaz de curar las enfermedades de los otros. Llegar a tal fortaleza espiritual que no seas sorprendido, anonadado ni vencido por los infortunios, los desastres o los enemigos. Conocer el cosmos entero, su pasado, su presente, su futuro. Saber, en la dimensión de los sueños, resucitar a los muertos. Desarrollar la consciencia hasta hacerla atravesar sin disgregarse las innumerables muertes, para vivir tantos años como vive el universo. Ser capaz de elevar con tu sola presencia el nivel de consciencia de cualquier ser viviente. Enseñar a los hombres a usar como energía la inteligencia divina encerrada en la materia. Limpiar el planeta de las inmundicias industriales. Saber decir palabras que pacifiquen a los animales peligrosos. Hacerte inmune a los venenos. Conocer a primera vista el fondo del alma y el corazón de hombres y mujeres. Poder prever los acontecimientos inevitables, dar de inmediato consuelo eficaz y consejos útiles. Lograr que los fracasos sólo sean cambios de camino, convertir los problemas en dificultades y vencerlas, domar el amor y el odio, hacerte rico sin dañar a los otros y ser amo de esa fortuna y no su esclavo. Saber gozar de la pobreza sin abyección ni miseria. Gobernar los cuatro elementos, el aire, el fuego, el agua y la tierra, calmando las tempestades, haciendo surgir el sol por entre las nubes densas o provocando la lluvia en épocas de sequía. Poder comunicarte con el pensamiento, sanar a distancia, estar en varios sitios a la vez… y tantas otras cosas que ahora te parecerán fantásticas pero que, si te esmeras, poco a poco lograrás obtener.

-Y si fueran verdaderas, ¿cuál es el primer paso que habría que dar para lograrlas?

-El que desee lograr la meta suprema primero tiene que cambiar sus hábitos, vencer sus miedos y su pereza, convertirse en un hombre moral. Para ser fuerte en lo grande hay que hacerse fuerte en lo pequeño.

Si estás interesado en leer la obra completa, en este link puedes descargártela: PDF EL MAESTRO y LAS MAGAS – yimg.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s