Mindfulness para regular las Emociones

Cuando experimentamos alguna situación que hace desbordar nuestras emociones, es frecuente que la mente se ponga en marcha y comience a desencadenar una serie de pensamientos que más que resolver la situación, más bien la enturbian, generando una espiral negativa que lo empeora todo. También podemos sentir la tentación de alejarnos o de suprimir esos pensamientos y emociones, pero aunque de momento esa táctica pueda darnos un respiro, parece que a la larga y cuando menos te lo esperas, esa situación puede volver a aparecer con toda su carga emocional contenida.

La práctica de Mindfulness que te propongo plantea un enfoque diferente, en vez de evitarlos, te vas a enfrentar a esos pensamientos, emociones y sensaciones físicas que te perturban pero trabajando con el cuerpo y sus reacciones. El cuerpo, a diferencia de la mente que tiende a analizarlo todo, a darle vueltas a todo, a intentar resolver…te permite crear un espacio entre tú y el problema, de manera que no te enredes en él. Las reacciones de tu cuerpo a las dificultades emocionales emiten señales más claras y coherentes que los pensamientos y resulta más fácil permanecer concentrado en ellas. Por otro lado, percibirás que las sensaciones físicas fluctúan, como también varían los estados mentales.

Puede ser una experiencia dura y dolorosa, pero no es ni la mitad de difícil que permitir que los pensamientos y emociones desestabilizadores te asalten a lo largo de toda tu vida. Y en cualquier caso, si durante la práctica sientes que la experiencia es demasiado intensa, siempre puedes volver a tu respiración, a ese espacio de tranquilidad que llevas siempre contigo. Otra estrategia que podrías utilizar es pensar que estás ante una pantalla de cine, y que estás viendo la escena como un mero espectador que observa la película con curiosidad, calidez y compasión, sin juzgar. Además, no es necesario que empieces con algo muy importante o crítico, basta con que tengas conciencia de que se trata de algo desagradable o sin resolver.

Aún así, es preferible que lleves unas semanas trabajando otro tipo de meditaciones centradas en la respiración y la conciencia corporal, e incluso que antes de comenzar esta meditación, practiques unos minutos con estas meditaciones para preparar a tu cuerpo y tu mente.

Si quieres ponerla en práctica puedes seguir la siguiente grabación https://youtu.be/06uH3VU72z4, la de la psicóloga Yolanda Calvo: https://youtu.be/6hTEyWyFLEQ o alternarlas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s